HomeNoticiasRegional

Mala gestión del alcalde y un excesivo monto como las principales razones del rechazo a un nuevo trato directo del municipio con Demarco

La empresa, que mantiene el monopolio de los servicios de recolección de residuos desde la administración de Karen Rojo, esta vez no pudo hacerse con un nuevo trato directo por estos servicios que, esta vez, pretendían aumentar en 150 millones de pesos.

Anuncian corte del suministro eléctrico que afectaría a más de mil hogares del norte de Antofagasta
Denuncian vulneraciones laborales: Trabajadores de Kospo Power Service inician huelga legal
Con 210 nuevos contagios de Covid-19 la Región de Antofagasta suma 37.740 casos totales

Foto: Archivo

Jonathan Velásquez fue el único que votó a favor del trato directo para la concesión del servicio de recolección, transporte y disposición de los servicios domiciliarios, asimilables y urbanos de la comuna de Antofagasta con la empresa Demarco, quien tiene adjudicados los servicios desde la administración de Karen Rojo y que, para esta ocasión, se elevó por 150 millones de pesos, a pesar de los cuestionable del servicio.

La sesión acabó con 6 votos en contra y 3 abstenciones, por lo que la administración de Jonathan Velásquez deberá presentar una nueva propuesta para la adjudicación de los servicios, la que estaría vigente por 12 meses, una vez se haga la licitación correspondiente.

La concejala por la comuna, Paz Fuica, explicó que la aprobación de un nuevo trato directo era una situación muy complicada, debido a que es uno de los contratos «más grandes» que tienen los municipios, por lo que es necesario realizar el proceso de una manera «legítima», es decir, a través de una licitación pública.

«Yo no estoy de acuerdo con este contrato, por eso me abstuve. Finalmente, la empresa hoy en día no entrega el servicio que necesita la comuna, no tiene los camiones en buen estado, porque su vida útil ya pasó. Estos son camiones del 2017, tienen que hacer más recorridos, tienen un nivel menor de compactación, etcétera», explicó Fuica.

Dentro de la justificación del incremento de la propuesta de parte de la empresa Demarco, y presentada por el alcalde, consideraba dos camiones, una camioneta y doce camionetas más para el servicio, lo que los concejales deliberaron que no dice relación con el monto expuesto.

Para el concejal Waldo Valderrama, se trata de un tema de supervigilacia de la máxima autoridad comunal. «Deja bastante que desear la capacidad de gestionar y liderar este proceso por parte del alcalde. Un contrato sumamente delicado para la ciudad, de los más importantes y los más millonarios, se deje a última hora», expuso.

COMENTARIOS