HomeRegional

Estudiantes del Liceo B-13 rompen el silencio tras hechos de violencia en el establecimiento

Los estudiantes declararon que sus problemáticas ligadas a violencia verbal, sanidad y pésimo estado de los baños no están siendo escuchadas.

Realizaron la inspección previa al partido entre Cobreloa y Universidad de Chile
Seremi de Economía de Antofagasta catalogó como positiva cifra alcanzada por el IPC y llamó al gasto responsable
Incautan más de 8 kilos de droga en operativo realizado en Calama

Foto: RR.SS.

Continúan los coletazos de la agresión que sufrió una inspectora general del Liceo Domingo Herrera Rivera B-13 a manos de un apoderado, lo que provocó que los docentes del establecimientos se movilizaran exigiendo medidas de seguridad ante la violencia en la comunidad. En relación a esto, estudiantes del recinto sacaron la voz en torno a lo que está sucediendo en la interna del B-13.

Son diversas las quejas de parte del estudiantado con respecto a esta situación, aunque la idea fuerza recae en el poco compromiso de la directiva del liceo con las problemáticas de violencia verbal, infraestructura y sanitarias que aquejan a los alumnos desde hace un tiempo.

Elena Recabarren, estudiante de tercer año medio, explicó que «es el hecho de que se estén paralizando las clases por la situación de violencia hacia la inspectora, cuando nos han tenido jornadas completas con los baños en mal estado, sin funcionar, con las manipuladoras de alimentos en paro, jornadas completas sin almuerzo. Tenemos plagas, hemos visto ratones en el comedor, dentro de las salas nidos de palomas».

Además, la estudiante revela que existe un clima de «rabia» dentro del estudiantado, ya que no se estaría midiendo con la misma vara los problemas que aquejan a la estructura directiva del establecimiento como los que afectan a la comunidad estudiantil del B-13, tales como violencia verbal hacia los alumnos, baños en estado deplorable y la presencia de plagas.

Así lo manifiesta Nicolás Moreno, estudiante de primer año del liceo, quien detalla las problemáticas en materia de sanidad que están afectando al establecimiento, y que se han manifestado durante un periodo considerable de tiempo.

«Hay aves muertas por todo el establecimiento, repartidas desde la zona donde está la vegetación hasta fuera de los baños, y cabe resaltar que muchos de esos cuerpos de paloma todavía están ahí», sostuvo.

Continuó diciendo que «el año pasado cuando empezaron las clases presenciales fui testigo de que un cuerpo de paloma estuvo ahí seis meses. Este año nos dimos cuenta de un cuerpo de una paloma que, actualmente, lleva dos mese fuera del baño de hombres y ya queda solamente el esqueleto», complementó.

Finalmente, desde la comunidad estudiantil del Domingo Herrera Rivera fueron enfáticos que no están avalando las agresiones sufridas por la inspectora general del liceo.

COMENTARIOS