HomeRegional

Escuela General Manuel Baquedano destacó en concurso de emprendimiento escolar en Antofagasta

“General Cítrico” es el nombre del proyecto que crea un detergente en base a cáscaras de naranja. Se ubicaron entre las mejores 50 ideas a nivel nacional en concurso de Banco de Chile y Universidad del Desarrollo

PDI resguardara proceso de vacunación en la Región de Antofagasta
PDI recuperó camioneta robada mediante clonación de llave inteligente en Calama
Presunto autor de homicidio quedó en prisión preventiva

Foto: CMDS Antofagasta.

Con el proyecto “General Cítrico”, la Escuela F-78 “General Manuel Baquedano” avanzó a la siguiente etapa de la primera versión del Concurso Nacional de Emprendimiento Escolar que organiza Banco de Chile y Universidad del Desarrollo, ubicándose entre los 50 establecimientos educacionales con las ideas más innovadoras a lo largo del país. La iniciativa, busca fomentar el desarrollo de soluciones novedosas que impacten en la sociedad a través de la integración de metodologías de emprendimiento para su implementación.

Según explica la alumna de Séptimo “A” de dicha escuela, Consuelo Bustos, crearon un detergente artesanal y ecológico en base a cáscaras de naranja, el cual probaron limpiando las mesas y pizarras de las salas. Resultó todo un éxito porque funcionó a la perfección. Lo llamaron “General Cítrico” por el nombre de la escuela y la materia prima del detergente. “El proyecto consiste en reciclar cáscaras de naranja, los niños las botaban y nuestra idea fue reciclarlas porque investigamos sobre las propiedades que tienen las cáscaras y nos dimos cuenta de que poseen antioxidantes y sustancias antibacteriales. Decidimos hacer un detergente y con la profesora postulamos al concurso” relata la estudiante.

 Emprendimiento escolar

La noticia sobre el avance a la siguiente etapa la recibieron el pasado miércoles y de acuerdo a lo señalado por la docente a cargo del proyecto, Karina Lara, fue totalmente inesperado. Comenta que “nos presentamos en el concurso de emprendimiento escolar, quedamos primero entre los 480 participantes. Fuimos pasando etapas, quedamos entre los 160 y en la segunda etapa clasificamos entre 50, 25 son de enseñanza básica”.

Lo que viene ahora para los estudiantes, es realizar un prototipo del proyecto. Luego implementar un modelo de negocios y elaborar un pitch para comunicar la solución de la mejor manera. La última etapa, será en diciembre donde se presenta el proyecto a un jurado de expertos quienes definirán a los ganadores.

La docente de Ciencias agrega que “el proyecto consiste en darle otro uso a las botellas de plástico y a los restos de alimentos que los alumnos muchas veces dejan en el almuerzo o colaciones. En este caso las cáscaras de naranja y les dimos otro uso a estos elementos orgánicos como es la producción de detergente por las propiedades antioxidantes y antibacteriales”.

El concurso de Emprendimiento Escolar Impacto Emprendedor tiene dos categorías: enseñanza básica y enseñanza media, y busca destacar proyectos que hayan detectado y/o resuelto una problemática que contribuya a mejorar la calidad de vida de las personas en las áreas de medio ambiente, diversidad o digitalización.

Otro estudiante que forma parte del equipo es Juan Pablo Díaz, quien manifestó que desde muy pequeño se ha interesado por la investigación y las ciencias, por lo que siempre se motiva para participar en este tipo de actividades. “Me gusta aprender, me interesan los microorganismos y reutilizar en este caso las cáscaras de naranja. Ya probamos como borrador de pizarra y limpiar las mesas. Invito a mis compañeros a que se interesen en esto y cuiden su planeta”.

El propósito del concurso es promover el prendimiento a temprana edad, despertando la curiosidad y las ganas por investigar entre los estudiantes.

Interés por las Ciencias

La docente antofagastina agrega que son muchísimos los alumnos que se interesan por participar en ferias de ciencias y proyectos de investigación. “Siempre piden hacer experimentos, trato de hacer proyectos en clases y son muchos los alumnos que quieren participar porque les gusta descubrir cosas nuevas, lo que me pone muy contenta”.

Para el director de la Escuela F-78, Javier Díaz Gatica, es un gran logro que la docente y sus alumnos se ubiquen entre los 25 más destacados a nivel nacional en categoría enseñanza básica.

“La verdad es que nos sorprende y sabemos el valor agregado que realiza ella. El aprendizaje basado en proyectos inspira a nuestros estudiantes y los proyectan a habilidades integrales que en estos momentos provoca que el resto de la comunidad escolar se vaya afiatando y vinculando a todo lo que ocurre con el trabajo que realiza la profesora y este grupo de estudiantes”, explicó el director.

Cabe destacar que este establecimiento hace algunas semanas recibió de parte de la Seremi de Medioambiente, la certificación ambiental por el compromiso que tienen sus docentes y alumnos con el cuidado del entorno, lo que se reafirma con la participación en el concurso que organiza Banco de Chile y Universidad del Desarrollo.

COMENTARIOS