HomeRegional

“Ruta Social Protege” inicia ayuda a personas en situación de calle

Se acerca el invierno y la “Ruta Protege” ofrece una solución a personas que no cuentan con los recursos suficientes , además , este jueves se inició la apertura de un nuevo albergue que está a cargo del Hogar de Cristo en Antofagasta. La Seremi de Desarrollo Social y Familia entró “en tierra derecha” en la habilitación de sus dispositivos 2023 para personas en situación de calle en la región.

Seremi de Economía de Antofagasta catalogó como positiva cifra alcanzada por el IPC y llamó al gasto responsable
En riesgo vital se mantiene mujer que recibió balazo en la cabeza en Calama
Choque entre camión y vehículo menor deja a dos fallecidos en Ruta 5 Norte

Esta semana, gracias al proyecto «Ruta Social Protege » se inició un operativo para las personas en situación de calle que tengan diferentes necesidades básicas y no pertenezcan a un albergue, en donde recibirán atención en varios ámbitos como salud, higiene básica, abrigo y apoyo social en este proceso.

Este operativo tendrá una duración de un año, en donde los ejecutores son los integrantes de la Comunidad Terapéutica Tabor, que transitan el sector del bandejón central frente al mall plaza y la costanera en la capital regional para hacer entrega de 40 prestaciones diarias, incluyendo la atención en diversas necesidades que puedan poseer.

“La Ruta Social Protege comenzó a funcionar la semana pasada y nos permitirá cubrir las necesidades de aquellas personas que no están en albergues y que viven el rigor de las bajas temperaturas de estos días” fueron las palabras de Berta Torrejón Gallo, Seremi de Desarrollo Social y Familia, quien enfatizó sobre la extensa oferta de dispositivos existentes en la región en este 2023.

El albergue que fue inaugurado a finales de mayo, ubicado en calle Copiapó 687, en conjunto con el Hogar de Cristo, el viernes 23 sumará un nuevo lugar efectuado por el Arzobispado de Antofagasta. Lo peculiar de este espacio es que solo mujeres podrán tener acceso, con una cantidad de 20 cupos diarios. Según los datos del Registro Social de Hogares Anexo Calle, son 170 féminas en la región que viven en esta condición.

Dicho esto, son 15 los dispositivos que se encontrarán operando simultáneamente dentro de las próximas semanas, con el fin de poder entregar diferentes atenciones y cuidados a personas en situación de calle durante el invierno.

En el desglose general, cinco pertenecen a nuevos albergues y seis a “Rutas sociales”, que se sumarán a las tres residencias familiares y el Centro Día que vienen del año pasado.  Con esto, hay una valiosa oferta para cubrir los meses más complejos, sobre todo en Calama.

COMUNAS

Antofagasta (3), Calama (1) y Tocopilla (1) son los primeros que funcionarán, mientras que las seis rutas sociales además estarán operativas en estas tres comunas, cuya novedad es un dispositivo médico capital regional.

Un albergue tanto como una “Ruta Protege” contarán con el financiamiento durante un año corrido por el ministerio, marcando un precedente en este tipo de prestaciones. Los demás recintos adaptados para que las personas puedan dormir y recibir alimentación dispondrá un cupo para 20 usuarios diariamente por 90 días.

RESIDENCIAS

Agregando a lo anterior, se trabaja en la prórroga de las tres residencias familiares, donde cada una dispone de un año de duración, que se integrarán a la mencionada oferta que entregará la seremi a las personas que viven en situación de calle, incluyendo acompañamiento social en este proceso.

Entre los ejecutores figuran la Comunidad Terapéutica Tabor, la Delegación Presidencial Provincial de Tocopilla, el Arzobispado de Antofagasta, Fundación Caritas, Municipalidad de Calama y El Hogar de Cristo. Estas instituciones se encargan de la parte logística y aquellas transferencias monetarias provienen del ministerio de Desarrollo Social y Familia.

Acorde al Registro Social de Hogares con corte al 30 de abril, son 929 personas que viven en situación de calle en la región, siendo la agrupación más numerosa, integrada por varones entre los 25 y 50 años.

Sin duda, es una gran oportunidad y esperanza para quienes no cuentan con un espacio digno para sus necesidades básicas , especialmente en estos días fríos.

 

COMENTARIOS