HomeCine y EspectáculosCultura

“Descuida, yo te cuido”: la película que llevó a Rosamund Pike a ganar un Globo de Oro

Esta semana, el periodista Gino Solari analizó la película del 2020 “Descuida, yo te cuido”.

Pacto de Fuga: Una historia increíble de suspenso Hollywoodense
Sound Of Metal: la resonancia del silencio
Gambito de Dama: el enroque de Stranger Things

Gino Solari

Hace muy poco se celebró una nueva versión de los Globos de Oro, premios cinematográficos que, por lo demás, fueron tan diferentes como lo ha sido todo durante el último año gracias a la pandemia mundial Covid-19: un público acotado en mesas muy separadas; presentadoras y figuras develando los ganadores en el escenario; los actores, directores y guionistas recibiendo el reconocimiento desde la comodidad de su hogar junto a sus familias y miles de nosotros viendo por televisión esta hibridez de espectáculo.

Entre las diversas cintas que se presentaron como las mejores del año, está la producción de Netflix “Descuida, Yo Te Cuido” (2021), del director inglés Jonathan Blakeson (“The Disappearance of Alice Creed”, 2009), quien sorprende con una nueva obra que mezcla thriller con comedia. Es un cineasta que le gusta el neo-noir (renacimiento del cine negro), la acción y la ciencia ficción (también hizo “La Quinta Ola”, 2013).

La protagonista de la cinta también llamada “I Care a Lot” o “Yo te Cuido”, la británica Rosamund Pike, sorprendió en dicha gala al llevarse el Globo de Oro como mejor actriz de comedia o musical de cine, enfrentándose a Michelle Pfeiffer (French Exit), Anya Taylor-Joy (Emma), Kate Hudson (Music) y la favorita María Bakalova (Borat Subsequent).

Y es que Pike es una actriz de gran valor que se ha ganado su fama en los últimos años. De gran interpretación y con una facilidad para hacer personajes villanos (Miranda Frost en “James Bond Die Another Die” y Amy Dunne en “Perdida”), una vez más hace gala de su lado más oscuro con elegancia, belleza y talento para sobresalir entre las y los mejores.

De qué va el filme

“Descuida, Yo Te Cuido”, es una Heist Movie (película de robos) que cuenta la historia basada en hechos reales sobre una mujer extraordinariamente inteligente, feminista y líder, llamada Marla Greyson, quien trabaja ganándose la vida estafando: convence a las autoridades judiciales de ser la mejor opción para cuidar a adultos mayores que, en teoría, no pueden valerse por sí mismos y necesitan ayuda. Esto le sirve para llevarlos a su asilo de ancianos y mantenerlos cautivos, mientras se hace de todos sus bienes, llenándose los bolsillos con la riqueza de estas personas.

Marla es una sociópata, con poca empatía, con una fuerza y seguridad descomunales, a tal punto, de convencer incluso a la justicia para cumplir sus metas. Ella se define (con voz en off) en los primeros momentos de la película: “Soy Marla Grayson y no soy un cordero. Soy una puta leona”. Una depredadora de personas. La mejor de los vampiros, si fuera una historia de ello.

Esta caracterización nos lleva al pasado de Rosamund Pike para recordar el empoderamiento femenino que nos entregó con su interpretación de Madame Curie en Radioactive (2020) de la directrora Marjane Satrapi y el cinismo y capacidad de manipulación de su papel de Amy Dunne en “Perdida” (2014) del aclamado director David Fincher. La propia actriz incluso es más profunda al responder en un entrevista con Hollywood Reporter: “esta película es una sátira del sueño americano (…) las personas pueden ser buenas y malas, esas áreas grises me interesan”.

Este poder femenino lo corona con el amor de su vida, Fran (Eiza González), su cómplice, encargada de investigar y de vender las propiedades de las víctimas. Se aman y admiran la una a la otra.  El problema para este dúo ocurre cuando fijan sus ojos en la anciana Jennifer Peterson (Dianne Wiest), a quien apresan en dicho asilo, pero con una consecuencia: es la madre de Roman Lunyov (Peter Dinklage), un gángster de la mafia rusa.

La Sra. Peterson vive en una casa increíble, ordenada y de correcto y saturado azul, es su zona de confort. Pero inmediatamente es despojada de todo e internada como muchos otros ancianos. Es ahí el punto de inicio del segundo acto de la película, donde comienzan los verdaderos problemas. Dianne West rememora su otrora participación en “Réquiem por un Sueño” (2000, Darren Aronofsky) al generar diálogos bajo los efectos de estupefacientes.

La película lleva todo el segundo acto en persecución, la entrada de Roman, el gángster, se hace llamativa, con una buena actuación, pero con un rol típico de un villano de película estereotipado, sin profundidad de personaje. Dinklage se maneja muy bien en los diálogos y se imprime comedia en sus bandidos, escenas donde incluso se practica un poco de slapstick (comedia física, de golpes).

Se destaca una dirección ágil, intrépida, con foco en una protagonista de lujo, en un filme donde no hay buenos, sino más bien es una película sobre villanos y de quién es el más malo, es decir, una batalla de poder. Respecto a la dirección de arte, el artífice es Michael C. Stone, quien también ha sido parte del departamento de arte de filmes como “Estigma” (1999) y “The Fast and the Furius” (2001). Stone juega con colores vívidos, muy saturados, resaltando tonalidades de cian y magenta marcados.

También se destacan interesantes primeros planos, con desenfoque al fondo, para centrarse en la interpretación de los actores y, cómo no, teniendo a Pike, Dinklage y a Wiest. La iluminación en escenas nocturnas es muy buena y el juego de intercarlar plano y pantalla negra en un momento de vida o muerte por parte de la protagonista, generan aun más suspenso a la escena.

Sin embargo, los temas que aborda el filme se llevan la atención: la vulnerabilidad de nuestros adultos mayores, temática muy similar a la obra chilena “El Agente Topo” (2020); el poder de la justicia y la manipulación de sus leyes y, como no, el dejo moral que tiene el final de la película sobre las personas, sobre el bien y el mal, sobre cómo actuar en esta sociedad consumista, donde el dinero y el poder es lo más importante. Una buena película donde lo más llamativo es la villana de Hollywood Rosamund Pike. Es que le queda muy bien ese estilo.

COMENTARIOS