HomeNoticias

Antofagasta es la tercera región con más homicidios consumados durante el 2022

El estudio realizado por el Centro para la Prevención de Homicidios y Delitos Violentos reveló además que este tipo de crimen está mayormente asociado a crimen organizado, mismo análisis que sufre la macrozona norte.

Prohíben el funcionamiento de panadería y pastelería San Carlos
Mejoras en plaza y accesos a pasarela en Villa Chuquicamata
Vacunación masiva contra el COVID-19 iniciará el 3 de febrero con dosis de Sinovac

Foto de archivo

El primer Informe Nacional de Homicidios Consumados del Centro para la Prevención de Homicidios y Delitos Violentos (CPHDV) determinó que Antofagasta es la tercera región con más víctimas de homicidios durante el año 2022, alcanzando una tasa de 9,4 víctimas por cada 100 mil habitantes, solo detrás de Arica y Parinacota y Tarapacá. Además, reveló que durante 2020 Antofagasta registró la tasa más alta de homicidios consumados, alcanzando una cifra de 7,4 víctimas cada 100 mil habitantes.

En otros datos, el estudio reveló que la capital regional ocupo el séptimo lugar entre las comunas con más víctimas de este delito, reflejado en un total de 29 víctimas durante el pasado 2022, estableciendo una cifra de 6,6 víctimas por cada 100 habitantes, representando un total del 2,2 de víctimas a nivel país.

«Se contabilizan un total de 213 homicidios consumados entre los años 2018 y 2022, los cuales corresponden 192 a hombres y 21 a mujeres (…) Los homicidios consumados en contexto asociado a delito y/o grupo organizado poseen un 43,7% de los casos en el total del periodo 2018-2022. Al analizar por año, el contexto asociado a delito y/o grupo organizado representa mayores porcentajes en los años 2018, 2020 y 2022. 59,4%, 49% y 37,3% respectivamente», reza el documento.

Macrozona

El informa elaborado por el CPHDV también establece cifras relacionadas a las macrozonas del país, donde reafirma la tesis regional de los delitos asociados al crimen organizado, lo que refleja que en la macrozona norte hay predominancia de este contexto, presentando un aumento de un 48,1% a un 51,8% entre los años 2018 y 2019, presentando una disminución a un 44% en 2022.

Además, en relación a los mecanismos de homicidios, el informe destacó que «se observa que el uso de arma de fuego para la comisión de homicidios consumados alcanza un 34,0% en 2018, y sólo supera al arma cortopunzante a partir del año 2021, en que alcanza un 46,1%, para pasar a un 45,2% en 2022. Por el contrario, el arma cortopunzante pasa de un 53,5% en 2019 a un 37,5% en 2022».

Mientras que a nivel nacional, el documento resolvió que «para el año 2018, se reportan 845 víctimas de homicidios consumados; 924 para el 2019, 1.115 para el año 2020 y 906 durante el año 2021. Para 2022 se registra un total de 1.322 víctimas de homicidios consumados, lo que implica una tasa nacional de 6,7 homicidios consumados por cada 100 mil habitantes».

COMENTARIOS