HomeRegionalPolicial

Hombre que robó y descuartizó a su padrastro en 2022 es condenado a cadena perpetua calificada

A través de una investigación por parte del Ministerio Público y la PDI, El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta, condenó a cadena perpetua calificada a joven boliviano de 21 años, tras haber cometido el delito de robo con homicidio en contra de su padrastro en abril de 2022, quien también pertenecía a la misma nacionalidad.

Adeudaban más de $217 millones: Detienen a 36 personas por no pago de pensión alimenticia
PDI desarticuló banda acusada de trasladar droga desde Tarapacá hacia Antofagasta
Dos accidentes fatales marcaron el fin de semana en Antofagasta

Este trágico suceso ya tiene en cadena perpetua al autor responsable del robo con homicidio ocurrido el año pasado. Lo que ha causado gran impacto en la sociedad, es la frialdad en la que actuó el individuo, sobre todo si se trataba de su propio familiar, pues, no le bastó con golpearlo, sino que además lo descuartizó e intentó ocultar el grave hecho.

En fallo unánime (causa rol 189-2023), el tribunal –integrado por los magistrados Luz Oliva Chávez (presidenta), Israel Fuentes Gutiérrez y Patricia Alvarado Padilla (redactora)– aplicó, además, al responsable Luis Fernando Aguilar, las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos por el tiempo de vida del penado y la sujeción a la vigilancia de la autoridad por el lapso de 10 años, si procediera.

Una vez que el fallo sea ejecutoriado, el tribunal estableció que se debe proceder a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e incorporación al registro nacional de ADN de condenados.

¿Cómo ocurrió el asesinato?

Esta investigación que fue llevada adelante por la Fiscalía de Antofagasta en conjunto a la Brigada de Homicidios de la PDI, nos indica que el conflicto inició el día 9 de abril de 2022, cuando el fallecido Agustín Patty Calle decidió invitar al acusado y a su hermano a su domicilio ubicado en el campamento Flor de Norte, todo esto con el fin de poder celebrar que ganó la suma de $1.500.00 en una lota familiar. La consecuencia fue que la víctima guardó el dinero en efectivo en un banano, pero lo exhibió.

Una vez llegada la medianoche, cuando el acusado quedó a solas con su padrastro, lo agredió con un objeto contundente en la cabeza, dándole al menos tres golpes, contexto en el cual, además, lo atacó reiteradas veces con un cuchillo u otro objeto corto punzante en la zona de su tórax, con el fin de hacerlo sufrir mientras fallecía, sustrayendo así el dinero en algún momento.

A continuación, estando la víctima agonizando, lo trasladó al baño de su casa, en donde optó por la cruel decisión de descuartizarlo, cortando su cabeza, para después proceder a cortar sus brazos, piernas y pies. Acto seguido, situó las partes del cuerpo de la víctima en una bolsa tipo matutera, y, en la madrugada del 10 de abril, lo llevó al sector de las piscinas aluvionales del costado nororiente del Campamento Flor de Chile para botar sus partes en un basural.

El cuerpo fue hallado por vecinos del sector el 11 de abril y, durante las pericias practicadas se pudo decretar que la causa de muerte fue un traumatismo craneoencefálico abierto grave y traumatismo torácico por heridas cortopunzantes con penetrante cardíaca.

El informe de autopsia también reveló que el cadáver fue descuartizado a nivel de ambos tobillos, rodillas, caderas, hombros, cuello, y abdomen, proceso que habría comenzado en período perimortem, es decir, alrededor del momento de la muerte, y se extiende postmortem, o sea, posterior a la muerte.

Una vez hallado el cuerpo, Luis intentó huir del país con parte del dinero robado, siendo detenido por personal de la PDI en Arica.

SENTENCIA

La sentencia emitida por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta estableció que los antecedentes presentados por la Fiscalía, llevaron inequívocamente a establecer la convicción, más allá de cualquier duda razonable, que el acusado Luis Fernando Aguilar, intervino directamente en la ejecución del delito de robo con homicidio, siendo autor del mismo, imponiéndole por ello la pena de presidio perpetuo calificado como se mencionó anteriormente.

Cristian Aguilar Aranela, Fiscal jefe de Antofagasta, llevó a cabo la investigación y el juicio, resaltando el trabajo realizado junto a la Brigada de Homicidios y el Laboratorio de Criminalística de la PDI, que permitió localizar al acusado cuando intentaba huir del país.

“Gracias a un trabajo coordinado con la PDI, pudimos rápidamente dar con el imputado, establecer las circunstancias en que se produjo el homicidio, fijando al acusado en la escena del crimen y probando ante el tribunal la responsabilidad que le cabía en este crimen como autor”, destacó. Además, con respecto a la magnitud de la condena, mencionó que esta es una condena poco común pero totalmente justificada desde el ámbito legal, y que en lo que va de la Reforma Procesal Penal en Antofagasta, desde el año 2001, no son más de cuatro las ocasiones que se ha impuesto.

El tribunal dispuso que no reuniendo el sentenciado los requisitos establecidos en la Ley 18.216, no se le podrá conceder ninguna de las penas sustitutivas previstas en dicho cuerpo legal, debiendo cumplir de manera efectiva y obligatoria la pena privativa de libertad.

 

COMENTARIOS